Homenaje a Solano López

1997. Desde el Consejo Deliberante de aquel entonces, planeaban una serie de homenajes a Héctor G. Oesterheld, a 40 años de la aparición de El Eternauta, y a 20 de su desaparición en las sangrientas manos de la última dictadura militar.

Yo me enteré de esto gracias a un recorte periodístico que me trajo mi viejo; fue raro, para esa época su memoria comenzaba a jugarle malas pasadas, pero sin embargo, se acordó de mi cariño por los autores de El Eternauta, y todas sus obras.

La Internet que conocemos hoy no existía, mandé un fax al Consejo (un fax!!), quería acercar un trabajo que no había terminado aún: una banda de sonido para leer El Eternauta.

Ante mi sorpresa, esa botella tirada al mar, tuvo su respuesta.

Conocí entonces al equipo de la legisladora María Elena Naddeo. Les interesó que mi música formara parte y sonara durante los homenajes, (ponerle el nombre de Oesterheld a una plaza en Costanera Sur, además de una serie de actos y exposiciones en la Biblioteca Nacional). Fue así que presenté mi grabación, y posteriormente, conocí a la familia de Héctor Oesterheld.

Tuve el enorme honor de que Elsa Sánchez de Oesterheld me felicitara por mi trabajo y hasta me sugiriera que era lo que su esposo hubiera querido, si El Eternauta hubiera necesitado alguna vez música, (todavía me acuerdo y se me acelera el corazón).

Luego, pude conocer al maestro Francisco Solano López. Él me hizo un enorme regalo. Mientras escuchaba uno de mis temas, Solano dibujaba con su mano en el aire la terrible nevada cayendo, siguiendo el ritmo de las inquietantes notas de piano que representan los copos mortales en mi trabajo.

Nunca me voy a olvidar de tan lindo gesto aprobatorio, y de ese momento de honda conexión con el hombre que dibujó esas páginas con las que, hasta soñé cuando tenía sólo 11 años.

Esos dibujos que detallan como nadie ese Buenos Aires de comienzos del Frondisismo, y que adquieren el valor de  la mejor historia de la vida cotidiana. Mejor que una serie fotográfica. Esos dibujos que me conmovieron tanto…

Locuras del espacio-tiempo, el 4 de septiembre a las 12 hs. mi trabajo vuelve a sonar en la plazoleta Oesterheld (Av. de Los Italianos y Azucena Villaflor), 15 años después; y esta vez, para homenajear a Solano López, que partió a dibujar otros mundos el año pasado.

El encuentro es para descubrir una placa en honor al maestro. Y que de paso, entre otras cosas, sirva como desagravio a tanta barbaridad oscurantista e ignorante de ELLOS (tilingos de ayer, de hoy y de siempre), que esta vez decidieron que la mayor y mejor novela gráfica escrita en el país, es un instrumento de dominación fascista.

Una vez más, donde quieren despertar el miedo, la delación, y la estupidez, solo consiguen que muchos pibes más quieran experimentar la ceremonia iniciática de leer esas primeras líneas: “Era de madrugada, apenas las tres. No había ninguna luz en las casas de la vecindad…”

Esas hermosas viñetas donde Oesterheld y Solano López nos contaron la historia de El Eternauta, tal como el se las contó.

Aquí dos tracks de mi trabajo Buenos Aires, Continum 3 (Una banda sonora de El Eternauta).

Preludio para el fin

http://www.leocaruso.com.ar/mp3/Preludio%20Para%20El%20Fin.mp3

Tango, Nevada y Misterio

http://www.leocaruso.com.ar/mp3/Tango,%20Nevada%20y%20Misterio.mp3

This entry was posted in En Vivo, Historia and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.